Ultima Hora

Video: Dos Mujeres se Pelean Violentamente por el amor del Pastor

Hay un número de razones para el adulterio, pero en la mayoría de los casos se produce debido a una necesidad de estar conectado emocionalmente. Los seres humanos tienen una profunda necesidad para ser amados, necesitados y entendidos. Idealmente, esta necesidad se suple en una relación conyugal. Sin embargo, si no se puede, un cónyuge podría buscar en otros lados para conectarse emocional (y físicamente), lo cual da lugar a la infidelidad conyugal.

Tal es el caso que nos apremia en esta ocasión, Leonido es un pastor hondureño de la Ceiba y el motivo de una pelea entre dos mujeres, donde una de ellas es su esposa, el pleito se produjo en plena congregación de la Iglesia Evangélica que el mismo ministra.

Recordemos que el matrimonio permite la vulnerabilidad sin temor; cada cónyuge está protegido por el compromiso y la estabilidad inherente del otro en una relación de pacto. El violar esa confianza es algo devastador para el individuo y para el matrimonio. Es la traición de la confianza, el rompimiento una promesa, el destruir la seguridad y la ruptura de una unión.

Es importante recordar que la infidelidad conyugal, al igual que todos los pecados, se puede perdonar. Aquel que comete adulterio no está fuera del alcance de la gracia de Dios (Isaías 59:1). Cuando el pecador se arrepiente y Dios perdona, el cónyuge traicionado también está obligado a perdonar. Saber que se nos ha perdonado una deuda insuperable en Jesús, hace que podamos extender esa misma gracia a los demás (Mateo 6:15; 18:15-22). Perdonar y seguir adelante no es instintivo, ni fácil. El camino a la restauración será largo y doloroso. Sin embargo, la gracia de Dios nos ayudara.

Aquí pueden ver el video:

Fuente: Cristianos al Día

About the author

noticia