La cartilla moral de López Obrador genera discordias entre los evangélicos mexicanos

Tras darse a conocer la distribución de una Cartilla Moral, impulsada por el Gobierno federal de México, la Alianza Evangélica de Pastores de Saltillo ha manifestado su rechazo al señalar que algunos temas que difunde chocan con la enseñanza cristiana.

Según indica la entidad, hace días que el Gobierno federal lanzó una invitación para la distribución del documento, pero tras analizarlo han rechazado participar en cualquier acto, así como en la enseñanza de su contenido.

“Los contenidos chocan frontalmente con el cristianismo. Nosotros no podemos como creyentes cambiar o sustituir un documento que conocemos como la palabra de Dios, que es el documento por excelencia que enseña los valores morales, por un documento elaborado por la autoridad de Gobierno”, ha señalado Eduardo Pacheco, integrante de la alianza.

Para Pacheco, aunque la publicación de la cartilla debe respetarse, no puede sustituir las enseñanzas sobre la Biblia. El también asesor jurídico de la asociación Cristo Vive, ha informado que en los próximos días la Alianza Evangélica en La Laguna también se sumará a esta posición. 

Según Pacheco, la cartilla abre las puertas a la ideología de género y supone un primer paso para el  establecimiento de determinadas reclamaciones del colectivo LGTBI. 

APOYO, CON POLÉMICA, DE CONFRATERNICE

La Secretaría de Educación Pública ha informado que la Cartilla Moral será distribuida en las escuelas del país, y que algunos grupos evangélicos, como la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), han empezado a repartirlo desde el mes de julio.

La participación de Confraternice ha generado polémica entre el sector evangélico mexicano, ya que hay una amplia mayoría de iglesias que no han querido participar en esta distribución.

También te puede interesar:
20.000 caminan en silencio contra la imposición de la ley del aborto en Irlanda del Norte

En este sentido, el presidente del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, Aarón Lara, ha asegurado que “el hermano Farela (en relación el responsable de Confraternice) se dice ‘amigo del presidente’ pero no nos representa” (a los evangélicos), y ha añadido que “obviamente el Señor Jesucristo no nos mandó a repartir cartillas morales”. “Esa es idea y tarea del gobierno en turno”.

Según Lara, Farela sólo representa siete mil templos evangélicos en México, donde hay más de 40 mil, y considera que no todos esos siete mil “están bajo su liderazgo”. “No es el representante de las Iglesias Evangélicas en México”. La Iglesia Nacional Presbiteriana también ha hecho una declaración en este mismo sentido.

El número de estudiantes británicos que cursan religión sigue cayendo en picado

El nuevo acuerdo de gobierno en Italia mantendrá al mismo primer ministro