Juez cristiano pierde empleo por sus opiniones sobre familia

El Tribunal de Apelaciones de Empleo de Reino Unido ha desestimado la apelación del ex magistrado cristiano Richard Page contra el Lord Canciller y la decisión del Lord Presidente de Justicia de cesarlo de su puesto.

Page perdió su puesto en 2015, después de 15 años de servicio, por declarar públicamente que sería mejor que un niño fuera adoptado por un hombre y una mujer.

Más tarde también perdió su puesto como director no ejecutivo de Kent and Medway NHS Trust, después de expresar la misma opinión durante una entrevista de BBC Radio 4.

El ex magistrado apeló su despido por motivos de discriminación debido a su fe cristiana.

“LÍMITE PROPORCIONAL SOBRE SU DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”

En la audiencia, el Tribunal de Apelación de Empleo rechazó el caso del Page contra NHS Trust, determinando que no eran sus creencias, sino el haberlas expresado, lo que llevó a su destitución.

“Si bien los jueces no están impedidos de hablar sobre asuntos de controversia, si eligen hacerlo, no deben socavar la imparcialidad judicial o el respeto al poder judicial”, señaló el Tribunal.

Además, el fallo decía que la destitución de Page de la magistratura era “una limitación proporcional a su derecho a la libertad de expresión y, como tal, se consideraría necesario en una sociedad democrática para mantener la autoridad o imparcialidad del poder judicial”. 

PAGE: “VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD PROFUNDAMENTE INTOLERANTE”

“Estoy muy decepcionado porque el tribunal haya dictaminado que decir que a un niño le irá mejor con una madre y un padre es un motivo adecuado para el despido como magistrado y como director de un fideicomiso del NHS”, declaró Page.

También te puede interesar:
Bautistas rusos reciben asilo en Alemania

“También estoy decepcionado de que el Sr. Justice Choudhury crea que este punto de vista puede separarse de mi fe cristiana”, añadió.

“Esto muestra que ahora estamos viviendo en una sociedad profundamente intolerante que no puede soportar ningún disenso de los puntos de vista políticamente correctos, incluso de los jueces. Espero que podamos apelar esta decisión y restablecer la libertad de expresión en todo el país”, concluyó.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN AMENAZADA

La decisión del tribunal ha sido valorada negativamente por el Christian Legal Center, entidad que apoyaba a Page en su apelación. “Este caso revela acontecimientos alarmantes en nuestra sociedad. El juicio demuestra una total falta de comprensión de lo que significa ser cristiano y lo que significa vivir su fe en la esfera pública”, dijo Andrea Williams, directora de la entidad.

“Aún más inquietante es la sugerencia de que simplemente mantener la creencia es suficiente para constituir una violación de su juramento judicial. Si se confirma, esto excluye a cristianos conscientes e informados de ocupar cargos judiciales”, dijo.

“Esta decisión es una violación grave de la libertad de los cristianos para expresar sus puntos de vista, mostrando una intolerancia profunda hacia los cristianos que están preparados para decir lo que creen en la esfera pública”, expresó Williams.

El triunfo de Fernández hace tambalear a Macri