Ultima Hora

Estrella de Belén era alineación planetaria, dice estudio

El profesor no quiere decir con eso que la Biblia esté equivocada, sólo que la percepción del pueblo que describió el evento es diferente.

INDIANA, EE.UU.- De acuerdo con el Nuevo Testamento, los magos salieron de Oriente para visitar al rey que nacía después de detectar en los cielos una estrella de brillo raro. Conocida como “Estrella de Belén”, ella apareció en el cielo e indicó el lugar donde estaba el recién nacido Jesús.

Sin embargo, después de más de 10 años de estudio, Grant Mathews, profesor de Astrofísica Teórica y Cosmología en el Departamento de Física de la Universidad de Notre Dame, cree que lo que fue descrito como una estrella en realidad era una rara alineación planetaria.

El profesor no quiere decir con eso que la Biblia esté equivocada, sólo que la percepción del pueblo que describió el evento es diferente de lo que realmente sucedía en el cielo. La nueva investigación divulgada por él muestra cómo estuvieron involucrados el Sol, la Luna, los planetas Júpiter y Saturno, además de la constelación de Aries.

Él analizó registros históricos, bíblicos y astronómicos – que nada tiene que ver con la astrología – para constatar que en el año 6. a.C. realmente hubo una rara formación planetaria.

LEER ARTICULO COMPLETO

“Los astrónomos, historiadores y teólogos reflexionaron sobre la cuestión de la llamada Estrella de Navidad. Se preguntaron dónde y cuando apareció; como realmente era y porque, entre los billones de estrellas en el cielo, cuál habría brillado intensamente ese día”, subraya Mathews en nota. “Usamos la astrofísica moderna para intentar explicar uno de los mayores eventos astronómicos de la historia”, justifica.

También te puede interesar:
Comienzan a contarse cristianos entre las víctimas por el ataque de Turquía al Kurdistán sirio

El hecho de haber logrado demostrar que esto ocurrió en el año 6 a.C. sólo fortalece la narración bíblica, pues la fecha está dentro del período que los teólogos creen haber sido el nacimiento de Jesús. La fecha es imprecisa porque el calendario adoptado en la Edad Media se basaba en una perspectiva hoy considerada equivocada.

Durante esa alineación específica, explica Mathews, el Sol, la Luna, Júpiter y Saturno estaban en la constelación de Aries. En aquel año, el sol pasó por la constelación hacia el 20 de marzo. Era el Equinoccio vernal, fecha que marca el inicio de la primavera en el hemisferio norte, cuando el día y la noche tienen la misma duración.

Según antiguas tradiciones del pueblo judío, cada elemento del cielo tiene un simbolismo. Para los magos, la presencia de Júpiter y de la luna significaban el nacimiento de un rey con un destino especial, el Mesías. Saturno sobre Aries durante el Equinoccio era el símbolo de vida.

La alineación se produjo sobre Aries, símbolo de la tierra de Israel, por lo que fueron hasta su capital, Jerusalén. “Los Magos habrían visto la luz en el Este y reconociendo que eso simbolizaba un nacimiento real en Judea”, subraya Matthews, que está trabajando en un libro donde desmantelará todos estos años de estudio sobre el asunto.

De acuerdo con el astrónomo, que hizo varias simulaciones, esa alineación es un evento extremadamente raro y sólo podría ser visto nuevamente en miles de años. Incluso si ocurría, el equinoccio vernal no estaría en Aries. Según sus cálculos, que llegan a 500 mil años en el futuro, el investigador confirma que ninguna alineación como la Estrella de Belén podría encontrarse, lo que hace de él un evento único.

También te puede interesar:
Mozambique afronta unas elecciones históricas con los evangélicos pidiendo oración por “la paz completa”

Otros astrónomos y estudiosos ya propusieron teorías sobre el fenómeno en el pasado. Afirmaron que sería un cometa, la unión del brillo de dos planetas, un meteoro o el paso de la luna frente a Júpiter. La mayoría de estas explicaciones no estaban de acuerdo con la percepción del antiguo Oriente Medio, donde, por ejemplo, el cometa era un símbolo de mal agüero, más asociado con la muerte de un rey que con el nacimiento de uno.

Conforme al astrofísico cristiano Jason Lisle, que ya escribió sobre el tema en el sitio creacionista Answers in Genesis: “Es perfectamente aceptable que Dios haya usado un fenómeno celestial para anunciar el nacimiento de Cristo, después de todo “Los cielos declaran la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos (Salmos 19: 1)”.

Le puede interesar: Crece número de personas que no conocen significado de Navidad

Deja un comentario