Ultima Hora

El Partido Popular de Suiza gana unas elecciones en las que los verdes hacen historia

Suiza ha acogido este domingo unas elecciones federales que han castigado en especial a los dos grandes partidos en el país. A pesar de volver a ser el más votado, el Partido Popular de Suiza ha perdido hasta doce diputados en el parlamento nacional, quedándose con 52. También los socialdemócratas han caído cuatro escaños, hasta los 39, situándose como la segunda fuerza. 

El partido liberal conservador ha obtenido 28 asientos en el parlamento, mientras que los democristianos se han quedado con 25 escaños. La gran sorpresa de los comicios la han protagonizado las dos formaciones ecologistas. Los Verdes son los que más han crecido, pasando de 11 a 28 diputados, pero no los únicos. También los Verdes Liberales han conseguido nueve parlamentarios más y alcanzarán los 16

Una situación que pone a los partidos grandes ante la obligación de negociar con las otras siete formaciones que compondrán el Consejo Federal, la máxima autoridad ejecutiva en el país. La participación ha sido del 47%, baja si se compara con otros países en el continente europeo. Suiza es uno de los países considerados como más democráticos, con una media de cuatro referéndums organizados por año. 

REPRESENTACIÓN EVANGÉLICA EN EL PARLAMENTO

Una de las cunas de la Reforma se ha convertido también en uno de los pocos países europeos con representación evangélica en su parlamento. El Partido Popular Evangélico, que combina posiciones de centroizquierda y centroderecha, ha experimentado un leve crecimiento y ha obtenido el el 2,1% del escrutinio y tres escaños, uno más que en las últimas elecciones. Habiendo celebrado hace poco sus cien años de historia, la formación ha destacado en los cantones de Berna, Basilea y Argovia, al norte del país. Algunos de los puntos más destacados de su programa electoral son el cuidado de la creación, la ayuda a refugiados, el cuidado de la familia, la dignidad humana, la lucha contra el tráfico humano y la reivindicación de la libertad religiosa. 

También te puede interesar:
Comienzan a contarse cristianos entre las víctimas por el ataque de Turquía al Kurdistán sirio

También han obtenido representación los conservadores de derecha de la Unión Democrática Federal, con el 1% de los votos, celebrando así su regreso al parlamento con un escaño que perdieron en las últimas votaciones. Los mejores resultados para la formación han sido en los cantones de Berna y Turgovia, en el noreste de la geografía suiza. La Unión Democrática Federal se define como un partido pro-familia, pro-dignidad humana y euroescéptico. Además de estos dos partidos que se consideran explícitamente evangélicos, también hay cristianos protestantes repartidos en el resto de las formaciones.