Ultima Hora

Argelia cierra otra iglesia y los cristianos en el país denuncian una campaña de hostilidades

Las autoridades de Argelia han cerrado este mes de septiembre el octavo centro de culto protestante en lo que va de año. Se trata de la Iglesia de Filadelfia de la ciudad de Boghni, en el norte del país. Según ha informado la policía del municipio vecino de Tizi Ouzou, el local se ha cerrado después de que el gobernador de la región de Cabilia haya emitido una orden de clausura. 

La agencia Middle East Concern ha asegurado que el edificio estaba siendo utilizado por dos comunidades, con un total e 380 miembros entre ambas. Las dos congregaciones forman parte de la Iglesia Protestante de Argelia (EPA, por sus siglas en francés).

La orden de cierre ha sido expedida por el gobierno regional de Cabilia. / Middle East Concern

Los cristianos en el país denuncian que el gobierno ha cerrado otras siete iglesias en el país a lo largo del último año, en lo que describen como una campaña contra ellos. En muchos casos, dicen, se ha citado una ordenanza de 2006, la Ley 03/06, que regula los grupos religiosos no musulmanes. Según esta regulación, los centros de culto de los grupos minoritarios deben tener una licencia especial. Sin embargo, las autoridades aún no han emitido este tipo de documentación, ignorando las solicitudes de las iglesias para regularizar su situación.

Según ha explicado un cristiano argelino que prefiere conservar su anonimato a Evangelical Focus, los cristianos en el país temen que la campaña contra los centros de culto protestantes continuará y se cerrarán más locales. 

También se ha sellado el paño de la puerta principal. / Middle East Concern

LA ALIANZA EVANGÉLICA MUNDIAL PIDE LA REAPERTURA DE LAS IGLESIAS

También te puede interesar:
Diferentes líderes religiosos se pronuncian sobre la violencia del cártel en Sinaloa

En agosto, la Alianza Evangélica Mundial (WEA, por sus siglas en inglés) pidió al gobierno de Argelia que “garantice la libertad de culto a las iglesias y a las instituciones religiosas, y que permita la reapertura de todos los centros de culto clausurados”. La entidad, que representa a 600 millones de evangélicos en todo el mundo, ha confirmado que la EPA es uno de sus muchos miembros oficiales. 

“Pedimos a las autoridades argelinas suspender y revisar la ley de 2006 que establece las condiciones y normas para el ejercicio de las religiones no musulmanas en el país”, subrayaban desde la WEA en un comunicado.