Internacional

Trump reconoce a Jerusalén como la capital de Israel

Noticia
Written by noticia

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha reconocido hoy formalmente a Jerusalén como capital de Israel y anuncia un plan para trasladar ahí su embajada, una mudanza que por “motivos logísticos, de seguridad y constructivos” requerirá años.

Toma este decisión pese a las advertencias de la Unión Europea, del presidente francés, Emmanuel Macron, y las súplicas y amenazas de los países musulmanes.

Con ello, más que nunca, Jerusalén es una herida abierta. Un laberinto del que nadie ha encontrado la salida. Hace 70 años, el acuerdo de partición de Palestina situaba provisionalmente a la ciudad bajo administración internacional. Pero pronto la parte occidental fue ocupada por Israel y tras la guerra de los Seis Días, en junio de 1967, también la oriental. Justo aquella que los palestinos consideran su capital.

En este avispero, hasta el día de hoy todas las embajadas internacionales tienen su sede en Tel Aviv.

Sin el cambio de ubicación física de la embajada, el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel no tendría efectos prácticos inmediatos pero sí tiene una gran trascendencia.

El reconocimiento de Jerusalén, con su enorme carga simbólica, supone entrar en territorio de alto conflicto. No solo acaba con un consenso internacional mantenido durante décadas por Estados Unidos, sino que arruina, al menos en el corto plazo, los intentos del yerno y asesor presidencial, Jared Kushner, de forjar un acuerdo en Oriente Próximo y acercar Israel a países de mayoría suní como Egipto, Arabia Saudí o Jordania para crear un escudo antiiraní.

Por su parte la Casa Blanca insiste en que el anuncio del presidente no cambia la política de Estados Unidos ante el conflicto, tampoco su posición sobre las fronteras reconocidas por la comunidad internacional;.

PROMESA ELECTORAL CUMPLIDA

Trump cumple con este anuncio una de sus promesas de campaña, muy aplaudida por los evangélicos americanos y donantes judíos votantes de Trump, que han mostrado su decepción porque el presidente no haya dado pasos en este sentido hasta este momento.

La decisión oficial, comunicada hoy en un discurso, tiene la intención de reconocer la “realidad histórica” de Jerusalén y trasladar en cuanto sea posible la embajada. Este cambio de sede ya fue acordado por el Congreso en 1995, pero por “seguridad nacional” lo han postergado desde entonces todos los presidentes.

La Casa Blanca argumenta que el movimiento, aunque deseado, es ahora mismo imposible por cuestiones logística. “No hay forma de hacerlo rápidamente. Solo por permisos y seguridad puede tardar años”, señaló un portavoz.

DECLARACIÓN OFICIAL DE TRUMP

Trump, durante su declaración sobre Jerusalén en la Casa Blanca / AP

“He decido que es el momento de reconocer oficialmente Jerusalén como capital de Israel”. Con estas palabras, el presidente de EEUU, Donald Trump, acaba de poner fin a décadas de cautelosa diplomacia de Washington en Medio Oriente y convierte a EEUU en el único país del mundo en reconocer dicho status.

Según el presidente se trata de un movimiento “pensado desde hace tiempo” que responde a una estrategia clara: si durante años no se han obtenido frutos en el proceso de paz entre israelíes y palestinos es porque hay que cambiar las cosas. “Repetir la misma fórmula sería un error”, ha declarado, este acto “es la manera de conseguir la paz”.

Para Trump se trata de un paso que concibe como la admisión de una realidad, tanto histórica como moderna. Pese a ello, fuentes estadounidenses advirtieron ayer que las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalén estarán sujetas a negociaciones de status final con los palestinos. De hecho, Trump ha pedido “a todas la partes que mantengan el statu quo en todos los lugares sagrados de Jerusalén”.

El dirigente de la Casa Blanca ha explicado que “todos los presidentes anteriores se negaron a hacerlo [reconocer Jerusalén]”, pese a que dijeron que harían algo. “No hicieron nada, a algunos les faltó valentía”, explicó el mandatario. “Se negaron diciendo que ello perjudicaría la paz”, ha asegurado, mientras que ahora “estamos haciendo lo correcto, lo que hay que hacer”

Trump ha ordenado también que se prepare el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Pero este movimiento podría tardar “varios años”, según informó ayer un responsable estadounidense. Para Trump, se trata de “un homenaje perfecto a la paz”.

RESPUESTA  DE PAÍSES MUSULMANES

Es un giro radical y de alta capacidad desestabilizadora. Un nuevo vendaval que ha sido recibido con consternación en una zona devastada por décadas de sangre y fuego. El movimiento islamista Hamás, que controla la franja de Gaza, ya ha amenazado con una nueva Intifada, y la OLP calificó la medida como el “beso de la muerte” para la paz.

En Turquía el presidente Recep Tayyip Erdogan sacó a relucir su intención de tomar represalias. “Podrían ir tan lejos como romper nuestras relaciones diplomáticas con Israel. Es una línea roja para el orbe musulmán”, sentenció.

De forma menos belicosa, aunque con las mismas dosis de indignación, se expresó la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), que aglutina a los países musulmanes. En un comunicado, advirtió a EE UU que el traslado supondría reconocer a esta ciudad como la capital del Estado israelí e ignorar la ocupación militar de Jerusalén Este, territorio palestino. “Sería una agresión descarada, no solo contra la comunidad árabe e islámica, sino también contra los derechos de los musulmanes y los cristianos por igual, y contra los derechos nacionales de los palestinos”, remachó.

ENCUESTA

Embajada de EEUU estará en Jerusalén

Que EEUU reconozca a Jerusalén como capital de Israel es

VER MÁS ENCUESTAS

About the author

noticia