Ultima Hora

Terrorista Musulmán ve a Jesús en Sueños y se Convierte

Viviendo como un terrorista musulmán, Zakkir, cuyo nombre fue cambiado por seguridad, pasó os de su vida persiguiendo a aquellos que no seguían las prácticas del Islam. Su padre servia en el Mutaween, policía religiosa de los países árabes, y él lideraba una pandilla de jóvenes militantes.

Cierto día, él notó algunos cristianos distribuyendo materiales evangelísticos y enseñando sobre Jesús a algunos musulmanes. “Nosotros atacamos su oficina y matamos a tres de ellos”, recuerda Zakkir.

De regreso en su puesto, Zakkir se posicionó en frente de su mesquita para convocar a todos los que pasaban por la calle del lugar para formar parte de la oración del viernes, una tradición del Islam. Él y sus amigos forzaron la entrada de un hombre que estaba caminando hacia el hospital con su hijo enfermo, pero Zakkir fue atacado y herido por el hombre con 3 disparos en el pecho.

Entre la vida y la muerte, Zakkir estuvo en coma por varios días. Mientras sucedía eso, el pastor Paul, del Ministerio Bibles for Mideast, recibió instrucciones de Dios a traves de una visión y le indicó que lo visitara en el hospital.

“El Señor no solo me dijo que lo visitara, sinó que también me dijo que lo trajera conmigo. Nosotros confiamos plenamente en el Señor y fuimos sin dudarlo. Mis amigos me sugirieron que le llevara ropa, pues el podría estar usando la vestimenta del hospital”, contó el pastor.

Paul fue al hospital junto con el misionero y pastor Rahim y oraron por Zakkir, que continuaba en estado de coma. “En ese momento, tuve un sueño con Jesucristo que vino hacia mí y me dijo: ‘Yo soy tu Señor y Salvador. He sido herido por ti, y por mis heridas tú has sido sanado. Yo te escogí para traer muchos a mi rebaño’”, recuerda Zakkir.

También en su sueño, pudo ver a Jesús tocando sus heridas con sus manos marcadas por los clavos. “De pronto, la bala que estaba alojada en mi cuerpo salió de mi pecho y sentí un nuevo flujo de sangre pasar por mis venas”, recuerda Zakkir, que logró abrir sus ojos y vio a los pastores.

“Yo pensé que ellos eran ángeles del Señor”, contó. Después de una charla con los evangelistas, Zakkir se entregó a Jesús y se vistió con las ropas traídas por los misioneros. “Nadie sabía sobre mi fuga con los pastores”, dijo.

Hoy, Zakkir lidera una iglesia subterránea en Medio Oriente y vive en medio de los cristianos que antes perseguía. “Yo no soy digno de ser un pastor de la Iglesia del Señor, pues yo la perseguía. Pero estoy pastoreando una iglesia subterránea. Estamos cuidando de los cristianos perseguidos que eran en otro tiempo musulmanes”, concluyó.

Fuente: Guiame

About the author

leandro rojas g.