Internacional

“Probablemente hay más terroristas en Inglaterra que en Egipto”

Noticia
Written by Johns24Cassandra

Estando al servicio de la Sociedad Bíblica de Egipto, como Director General, Ramez Atallah conoce muy bien la realidad de los cristianos en su país.

Ha viajado mucho y ha participado activamente en movimientos globales como el Movimiento de Lausana e IFES y, por tanto, ha visto el impacto que ha tenido la Biblia en las culturas occidentales así como también en los contextos árabes.

En la siguiente entrevista, Atallah analiza la reacción de los cristianos frente a la violencia, las ideas falsas sobre Egipto, las dos caras del Islam en el país y las relaciones entre los cristianos coptos con las otras minorías cristianas, como por ejemplo la comunidad evangélica.

Atallah habló con Evangelical Focus el 24 de mayo, cuando asistía a la conferencia anual del European Leadership Forum (Foro Europeo de Liderazgo, ELF por sus siglas en inglés), en Polonia. Dos días después de esta conversación, un grupo de terroristas islámicos vinculados a Daesh asesinaron a 29 cristianos coptos en Minya.

Pregunta: Nos gustaría saber tu perspectiva sobre Egipto, Ramez, y ayudar a la gente de otros países a comprender mejor la realidad de los cristianos allí. Nuestra primera pregunta es, ¿cómo crees que las personas de otras partes del mundo ven a Egipto? ¿Cuáles son los conceptos erróneos?

Respuesta: Egipto es un emplazamiento turístico muy interesante, con una gran cantidad de la mayoría de las antigüedades del mundo: las pirámides son las únicas maravillas que quedan de las “7 Maravillas”. Y, quedarías extasiado si fueras a bucear en invierno. Egipto tiene todas estas playas….

Atallah considera que la visión de los cristianos en Egipto como una minoría perseguida no se ajusta a la realidad. / D. Hofkamp

Estamos recibiendo muy pocos turistas y la razón de esto es porque la gente cree que es un sitio muy peligroso para ir de viaje. Pero los únicos turistas que han sido asesinados en los últimos tres años fueron dos turistas de Corea del Sur que fueron a Sinaí del Norte, un lugar al que realmente no se permite ir a la gente, porque es un área muy peligrosa. Pero, Sharm El Sheikh, Luxor, Asuán, El Cairo y otros lugares… nadie ha resultado herido allí. Por ello no entendemos la razón de este boicot a Egipto.

Cuando ocurrió el ataque terrorista en Manchester, lo cual es similar, y tan malo, nadie pensó en no ir a Inglaterra. Y probablemente hay más terroristas en Inglaterra que en Egipto, porque allí hay muchas personas descontentas que podrían haber sido captadas por Daesh muy fácilmente.

Así que creemos que es un poco injusto que nuestro país sea boicoteado y considerado muy peligroso, aunque el nivel de peligro no es mucho más grande que en cualquier país europeo. 

P. Más concretamente, ¿cómo crees que perciben Egipto los cristianos de Europa y de otras partes del mundo?

R. Los cristianos de otros sitios ven a nuestro país como un lugar donde se persigue a los cristianos. Una bomba en una iglesia es ciertamente un poco diferente que una bomba en un concierto de rock. Pero, para la mente musulmana, en ambos casos están atacando a los cristianos. Para ellos, cualquier persona procedente de una cultura occidental y que no sea musulmana o judía, es cristiana. En la mente de Daesh, no hay una gran diferencia entre asesinar gente en una iglesia o matarla en un concierto de rock.

En Egipto, si ponen una bomba en las calles, matarán más musulmanes que cristianos, porque los cristianos son el 10% de la población. En general, ellos no quieren matar musulmanes sunitas. Puede que sí quieran matar musulmanes chiíes. De este modo, la razón para poner una bomba en una iglesia es asegurarse que todas las víctimas son cristianas. Pero, cuando atacan en un concierto de rock en Manchester, asumen que todas estas personas son cristianas.

Por tanto, para Daesh, es la misma mentalidad desde su punto de vista, pero estos ataques son interpretados de una manera completamente diferente por una mente occidental.

Cristianos y musulmanes han convivido durante siglos en Egipto, aunque hay nuevas dificultades, explica Ramez Atallah. / D. Hofkamp

P. Entendemos que las organizaciones que trabajan a favor de la Iglesia Perseguida o los medios de comunicación que escriben acerca de la situación de los cristianos en Egipto, lo hacen para aumentar la concienciación. Pero, ¿qué podríamos hacer mejor para retratar a Egipto de una manera justa e informar sobre la violencia y los problemas a los que los cristianos se están enfrentando?

R. Bien, nuestro gobierno en Egipto es más solidario con los cristianos que cualquiera de los gobiernos de un país occidental. Así que, en general, tenemos un gobierno que no nos está pidiendo que seamos políticamente correctos en algo en lo que no creemos, y esto nos da una gran libertad dentro de nuestras iglesias. Es verdad que hay ciertas cosas que se pueden hacer en Occidente y no se pueden hacer en un país de mayoría musulmana, pero estas cosas, para los que viven en Egipto, no son un gran obstáculo. 

Por ejemplo, en Egipto no se puede ir por las calles distribuyendo literatura cristiana, pero tenemos dieciséis librerías en las principales ciudades de El Cairo. Se puede ir allí a cualquier hora y comprar un libro. También se puede alquilar una mesa de libros en cualquier feria de libros y vender las Escrituras.

Por lo tanto, tenemos una tremenda libertad. La única cosa que no podemos hacer es salir y dar literatura gratuita y, a causa de esto, se ve como “¡oh!, es una minoría perseguida que no tiene nuestras libertades”. En Occidente a veces se lucha a ciegas por algunas libertades que a nosotros no nos preocupan mucho, porque hay asuntos más importantes. 

Existe discriminación en Egipto y algunas personas dejan el país porque creen que no hay buenas oportunidades. Pero cuando esta gente se va, se siente como que tiene la obligación de justificarse continuamente porque se ha ido de Egipto. De esta forma, cuando las agencias de asistencia o las organizaciones de persecución entrevistan a los cristianos egipcios en Occidente, ellos les cuentan historias injustas sobre el país. Sin embargo, ésta no es la manera que la mayoría de nosotros nos sentimos en Egipto.

La gente en Egipto piensa que debido a que hay muchas libertades en Occidente, hay cosas que no las entienden. Creo que estas sociedades occidentales son verdaderamente muy anti-evangélicas. El enfoque de lo políticamente correcto limita mucho a los cristianos en Occidente.

P. Tú diriges la Sociedad Bíblica en Egipto y acabas de mencionar que estás completamente autorizado para vender Biblias. Pero también habéis sido atacados en algunas de vuestras librerías. ¿Cómo reaccionáis a la violencia? 

R. Hemos estado por aquí aproximadamente desde hace 135 años y éste fue el primer ataque que tuvimos. Este fue un plan de los Hermanos Musulmanes para crear dificultades al gobierno y presionarlo. Hicieron un plan para elegir como blanco unas 80 iglesias e instituciones cristianas. Su objetivo era empezar una guerra civil en Egipto. En aquel caos podrían esperar volver al poder.

Este fue un movimiento político, no religioso. Atacar a nuestras librerías cristianas no era un intento de impedir que se siguiera vendiendo la Biblia en Egipto, sino una tentativa de crear el caos en la sociedad.

Así es como lo vemos nosotros que estamos aquí desde hace mucho tiempo y no nos han tirado ni una piedra dentro de ninguna de nuestras librerías. 

Yo me siento completamente seguro en Egipto, tanto política como socialmente y también en otros sentidos. 

Sisi ha sido enfático en condenar al islam radical, dice Atallah. / D. Hofkamp

P. Esta sensación de seguridad ¿es real para los cristianos en todas las regiones de Egipto?

R. Hay enemistades de pueblo en el Sur del país donde los cristianos no se sienten seguros, porque sus vecinos son musulmanes fanáticos. Por varias razones, han atacado a estos cristianos, han quemado sus casas y los han maltratado. Pero esta discriminación es principalmente por cuestiones interraciales y luchas duraderas entre familias extensas.

Esto ocurre normalmente cuando un joven que es cristiano, digamos, se siente atraído por una muchacha que es musulmana. Entonces la familia de la chica se pondría muy molesta y acusaría al chico de haberla violado, aunque no lo hubiera hecho y de este modo comenzaría la guerra entre estas dos familias. Pero, afortunadamente Egipto no es un país tribal. Por tanto, estos incidentes, aunque continúan ocurriendo en el Sur, no son sintomáticos de un país en su conjunto; son excepciones.

P. ¿Cómo distribuís la Biblia en Egipto? ¿Notáis un aumento de interés en la lectura de la Biblia?

R. Tenemos diez millones de cristianos en Egipto y la Iglesia Copta está muy, pero muy comprometida con la Biblia. Es probablemente una de las iglesias del mundo que está más implicada en la distribución de la Biblia. No podemos abarcar el insaciable deseo de los coptos de tener una Biblia.

Mientras estoy hablando contigo ahora, se está celebrando un gran acontecimiento en Egipto, un festival cristiano durante esta semana con miles de jóvenes. Estamos vendiendo una gran cantidad de Escrituras. Tenemos un gran evento en una tienda para la juventud, competiciones sobre la Escritura y “concursos de talentos” acerca de temas bíblicos.

Las actividades veraniegas son inverosímiles. Las iglesias están increíblemente atareadas, a causa de que las vacaciones escolares son muy largas (de mayo a setiembre). Los padres trabajan y las iglesias no quieren que sus niños estén en la calle. Por eso, cada día, las iglesias abren sus clubs. Los jóvenes van a pasar el día entero allí. Organizan juegos, estudian las Escrituras y asisten a los servicios. Estoy hablando de miles; una iglesia en Egipto puede tener 10.000 niños en su escuela dominical, estamos hablando de números muy grandes.

Cuando ves esto entiendes que no parece una minoría perseguida. Cuando sabes que el 30% de la riqueza es propiedad de los empresarios cristianos y que la familia más rica de Egipto es una familia cristiana, te das cuenta de que la imagen de una minoría perseguida no es completamente correcta. Algo debe estar equivocado en esta imagen.

P. Los clubs para niños y los campamentos de verano, ¿están abiertos a los no cristianos?

R. Depende. Todos los servicios sociales, o la mayoría de ellos, están abiertos a todos los cristianos y los musulmanes. Pero cuando hay un contenido religioso, estas actividades no son abiertas porque entonces serías acusado de proselitismo. Por ejemplo, no se puede invitar a estudiantes a una iglesia.

Excepto en los eventos infantiles genéricos, hacemos estos servicios en varios lugares. Promovemos valores basados en el pensamiento cristiano, pero no es proselitismo. Los niños musulmanes pueden venir y estar relajados. Es una minoría de las actividades que hacemos, pero pueden hacerse.

P. ¿Qué pueden aprender los cristianos de otras partes del mundo de la forma en que los cristianos de Egipto se relacionan con la gente de otras religiones y cosmovisiones?

R. Egipto era un país cristiano hasta que llegó el Islam en el siglo séptimo. Por lo tanto, todos los musulmanes en Egipto tienen un pasado cristiano. Hasta hace muy poco, hasta los años 60, el Islam en Egipto estaba empapado de la ética cristiana, así que aunque las personas adoraran diferente y creyeran de una forma distinta, sus hábitos del día a día no parecían diferentes. A pesar de que un hombre musulmán puede casarse con cuatro esposas, yo apenas conocía a nadie en la escuela, cuando era estudiante, cuyo padre estuviera casado con más de una mujer.

Así que vivimos en un país en el cual el Islam, hasta los años 60, fue bastante moderado. Cuando miles de egipcios fueron a Arabia Saudí, al Golfo, a trabajar, después volvieron con el Islam wahabí, un Islam fanático, el Islam que creó Al-Qaida. Regresaron con esta forma de Islam, que ha penetrado en nuestro sistema educacional, nuestras instituciones religiosas y ha cambiado la naturaleza del Islam.

Dentro de Egipto, hoy en día, gran parte de la enseñanza es muy fanática. Pero la gente del pueblo no es así. Todavía existe el residuo de una buena relación con los cristianos. Por tanto, tenemos una contradicción entre una enseñanza que puede llamarse “anti-cristiana” y un trato práctico diario que no lo es.

El actual Presidente ha pedido a los líderes religiosos del país que eliminen de los textos religiosos cualquier cosa que aliente la violencia y se ha sentido muy decepcionado de que esto no se haya llevado a cabo. Es muy complicado. Tenemos un gobierno que quiere que los cristianos sean co-ciudadanos en Egipto con los mismos derechos y para ello está trabajando mucho.

Joel Forster y Ramez Atallah, durante la entrevista realizada en Wisla (Polonia). / D. Hofkamp

El Presidente Sisi es probablemente el líder mundial de hoy más claro en oponerse al Islam radical. La razón es que algunos líderes musulmanes no quieren hablar contra el Islam radical, mientras que los líderes occidentales no pueden hablar contra el Islam radical, porque serían acusados de islamofobia; por eso son muy prudentes. Trump, a diferencia de Obama, usa la palabra “islámico” e “islamista” cuando habla de los islámicos radicales. Obama no utilizaba este término, decía “terroristas” o “violentos”.

Pero Sissi ha sido muy franco. Dos veces al año, cuando pronuncia sus principales discursos continúa hablando sobre estos temas. En uno de sus recientes discursos, dijo que no podía comprender a todos estos radicales ocupados en matar gente y que los musulmanes tenían que coexistir con los cristianos en Egipto, porque, indicó, los cristianos son hermanos y hermanas. 

En otra ocasión, el Presidente dijo que no podía entender a las personas que rinden culto a un Dios que quiere que maten a gente inocente. Así que, tenemos un líder que actúa así y la mayoría del ámbito político le apoya. Algunos dirigentes de la esfera religiosa [musulmanes] le respaldan, otros no saben que hacer al respecto. 

Por tanto, hay una dicotomía entre lo que se dice a los musulmanes y lo que ellos sienten en su vida real. Los musulmanes son mucho más pacíficos, reflexivos, amables y solidarios en su vida diaria que algunas de las enseñanzas que están recibiendo. 

P. ¿Crees que estas políticas del Presidente Al-Sisi tendrán un impacto a largo plazo y  que también lo tendrán en los países que rodean a Egipto?

R. Si él continúa, probablemente tendrá un impacto a largo plazo. Esperemos que permanezca por mucho tiempo para que pueda implementar estas políticas. La gente le acusa de ser un dictador, pero creo que esto es una campaña en los medios de comunicación del ala derecha de los musulmanes para desacreditar a un hombre que es el líder más activo del mundo contra el Islam político. 

Aquí está el dilema. Los gobernantes occidentales están presionando para que Sisi proteja más a los cristianos. Pero, ¿cómo se protege a los musulmanes? Bien, se incrementa la presencia del ejército y de la policía en las calles. De hecho se hace mucho más que esto en un estado policial. Entonces, la misma gente critica por no haber un alto nivel de los Derechos Humanos. Esto es difícil si se quiere vigilar a todos los que podrían ser terroristas. Las mismas cosas que se piden son contradictorias: proteger más a los cristianos y aumentar los Derechos Humanos. Uno de los motivos por los que Egipto es seguro y no se han asesinado a turistas en varios años es porque hay un estado policial muy fuerte.

Tener por definición un estado policial significa que caminando por la calle podrías ser arrestado injustamente y podrías ser encarcelado más tiempo del que debería ser, porque están tratando de asustar a la gente para estar seguros de que nadie está intentando ser terrorista. 

No se puede tener dos cosas que son mutuamente excluyentes. O bien se quiere que Egipto sea un país completamente libre, en cuyo caso habrá mucho terrorismo; o se quiere estar seguro, en cuyo caso hay que tener un estado policial. 

P. Hemos oído hablar mucho de la nueva ley de lugares de culto para los cristianos, la cual haría mucho más fácil la construcción de iglesias. ¿Se han involucrado mucho los cristianos en esta ley?

R. Los cristianos han estado muy implicados en la redacción de esta ley. Las personas más idealistas tienen la sensación de que no se ha ido lo suficientemente lejos. Quisieran que fuera igual que en Estados Unidos. Pero incluso allí, hoy en día, a veces surgen problemas relacionados con los lugares de culto.

Una de las grandes cosas que la ley ha hecho es que ha concedido un tiempo para que todas las iglesias declaren públicamente los espacios que tenían para el culto que no estaban declarados. Mucha gente tenía apartamentos, edificios o iglesias encubiertas. Así que, el gobierno dijo: en lugar de tener estas iglesias clandestinas, dígannos donde están y trataremos de obtenerles las licencias. Hay cientos de estos lugares y muchos espacios de culto se han convertido en legales. Este es un primer paso.

Además, el gobierno está ofreciendo un lugar de culto para cada confesión cristiana: protestantes, ortodoxos y católicos. El problema es que hay siete denominaciones católicas, dieciocho denominaciones protestantes y tres de ortodoxas. El gobierno no ofrece un lugar para cada denominación sino uno por cada confesión. Por lo tanto, la cuestión es, ¿quién lo va a conseguir? ¿Serán los bautistas, los pentecostales o los metodistas? Este es todavía un problema del que hay que ocuparse, pero es comprensible: no quieren dieciocho iglesias protestantes en un lugar pequeño.

¿Habrá una iglesia católica, una de protestante y una ortodoxa en cada nuevo asentamiento, en cada nueva ciudad o pueblo? Como se resolverá esto en la práctica es un problema interno de los cristianos.

Ramez Atallah valora la convivencia y el respeto entre confesiones cristianas en Egipto. / D. Hofkamp

P. Para terminar, ¿puedes decirnos algo acerca de los cristianos evangélicos en Egipto? ¿Cuántos son y cómo se relacionan con las demás denominaciones cristianas?

R. Una de las diferencias entre los cristianos evangélicos de Egipto y, digamos, los evangélicos de Latinoamérica, es que la mayoría de los cristianos evangélicos de Egipto tienen una relación positiva con la Iglesia Ortodoxa, porque tenemos una Iglesia Ortodoxa muy bíblica. 

Muchos evangélicos admiran a los ortodoxos y escuchan a los maestros y predicadores de aquella iglesia. Por tanto, no vivimos una situación en la que haya recelos, como en otros sitios con la Iglesia Católico Romana. Existen buenas relaciones, lo que no significa que todo sea perfecto, pero hay una atmósfera diferente.

Una de nuestras circunscripciones más fuertes son una iglesia Presbiteriana y una iglesia de los Hermanos y una gran parte de nuestro personal es de estas iglesias. Ellos se sienten muy tranquilos trabajando con las personas ortodoxas que les apoyan mucho, mientras en otros países, donde la Sociedad Bíblica trabaja con los católicos, por ejemplo, siempre son criticadas. Nosotros estamos en una situación completamente diferente. A causa de que somos una minoría, cada progreso o éxito de los cristianos es apoyado por las otras denominaciones.

Las tres cabezas de los protestantes, los católicos y los ortodoxos actuales, con quienes el gobierno se relaciona, son buenos amigos y trabajan bien juntos. Tratan de resolver los problemas de los cristianos con buen espíritu. Hay un sentimiento real de trabajar juntos en el país. Cuando el Papa Francisco visitó Egipto, todas las denominaciones estuvieron muy satisfechas de que se les involucrara. No fue solamente un acontecimiento católico. 

Los evangélicos son más influyentes que su número real, porque tienen editoriales, estaciones de televisión por satélite y muy buenos predicadores. Muchos cristianos ortodoxos irían a eventos evangélicos y tal vez asistan a iglesias evangélicas, pero son bautizados, casados y enterrados como ortodoxos. Esta es una parte aceptada de la vida. 

Los evangélicos tienen una gran influencia por medio de sus ministerios. Los presbiterianos tienen muy buenas escuelas, así como también los católicos; escuelas que influyen en la sociedad. Creo que hay mucho aprecio mutuo.

About the author

Johns24Cassandra