Pastor sobrevive a accidente de carro y asegura: “Satanás trató de Matarme pero Dios envió a su Ángel”

0
291

El pastor y autor Steve Reynolds dijo recientemente que es un milagro que él esté con vida, después de sufrir un accidente automovilístico que casi lo mató a principio de noviembre.

“Hoy estoy vivo y eso es un milagro de Dios!”, dijo el autor en una publicación que compartió en Facebook al final de la semana, antes de detallar su angustiante experiencia.

Reynolds dijo que no tiene la costumbre de culpar a Satanás por todo el mal que acontece en el mundo, pero tiene la absoluta certeza de que el accidente que sufrió fue un intento maligno.

“Estoy 100% convencido de que la noche del jueves último el Diablo intentó matar a mis padres y a mi en un accidente de carro horrible.”

– Ad –

“Creo que fue por causa de la serie ‘Afterlife’ (Después de la Vida), que estoy desarrollando en nuestra iglesia. Les avisé a los hermanos, al inicio de esta serie de prédicas que el diablo quedaría muy transtornado con lo que diría y presisabamos estar preparados para posibles ataques”, explicó.

Relatando con más detalles el accidente que sufrió en la ruta I-95, camino a Lancaster (Pensilvania, EE.UU.), el pastor explicó que un joven continuó en una señal de “Pare” a alta velocidad y chocó el automóvil en el cual el y sus padres estaban.

“Un joven conduciendo su carro a alta velocidad no respetó una señal de ‘Pare’ y nos embistió (el dijo que no estaba prestando atención y que su carro terminó siendo arrastrado casi 45 metros fuera de la ruta). Nosotros no lo vimos aproximarse. Felizmente, mi esposa y mi hija estaban viajando en otro carro, bien atrás nuestro y felizmente vieron todo. La primera cosa que pensaron fue que probablemente no estaríamos vivos”, contó.

Los padres de Reynolds también estaban dentro del carro, y todos fueron llevados al hospital luego de la colisión.

“Quedamos inconscientes por un tiempo, el carro estaba humeando y mi madre estaba presa entre el metal retorcido y tuvo que ser retirada de allí con cuidado. El momento fue caótico”, dijo Reynolds.

El pastor dijo que el y su familia están vivos por causa de los ángeles protectores de Dios.

“Hablando humanamente, no hay explicación para la manera en que sobrevivimos a ese accidente”, confesó. “Dios coloca ángeles fuertes a nuestro rededor y preserva nuestras vidas (Salmo 91: 9-13)”.

Reynolds también pidió a las personas que orasen, no solo por el y su familia, sino también por la salud del joven que causó el accidente.

“Por favor, oren por nuestra familia y también por el joven que estaba conduciendo el otro carro y por su familia”, escribió.

El predicador dice que a pesar de lo ocurrido no se intimidará sino que continuará predicando el evangelio.

“Voy a predicar con osadía y claridad estos mensajes. Diré toda la verdad de Dios sobre cómo es el infierno”, afirmó.

Fuente: Guiame