Sociedad

“No deberíamos hablar de racismo solo cuando ocurre una tragedia”

Después de los violentos actos de Charlottesville, Virginia (EE.UU.), la Alianza Evangélica Internacional (WEA, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE) de EE.UU., perteneciente a la WEA, han condenado públicamente la supremacía blanca y cualquier otra forma de racismo.

Los nacionalistas blancos se juntaron en una marcha llamada “Unite the Right” (“Unamos la derecha”) el 12 de agosto. Allí, un coche arrolló a un grupo de personas que protestaban contra la marcha y a otro coche.

Heather D. Heyer, de 32 años, murió. El días siguiente también fallecieron dos policías estatales que iban en un helicóptero que estaba haciendo seguimiento de las protestas; el helicóptero cayó y se incendió.

“ORAMOS PARA QUE REINE LA PAZ DE JESÚS”

“Como evangélicos seguimos a Jesús, el Príncipe de Paz, que llegó a dar Su propia vida para derribar la barrera de división (Efesios 2:14). Oramos para que la paz que proviene de Jesús reine en las comunidades en las que conviven diferentes etnias, tanto en EE.UU. como en otros países”, dice Efraim Tendero, secretario general de la WEA.

La WEA “también defiende la enseñanza bíblica de que la dignidad inherente de cada persona se basa en el hecho que todos fuimos creados a imagen de Dios. Debido a lo que Jesucristo hizo por la humanidad, nos unimos al apóstol Pablo en su declaración de que ya no hay ‘judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús’ (Gálatas 3:28)”.

“LA NAE CONDENA LA SUPREMACÍA BLANCA”

En esta declaración, la NAE “lamenta la violencia sin sentido de Charlottesville, Virginia. Nos unimos a nuestros hermanos cristianos de todo el país en las oraciones por las familias que han perdido a seres queridos y por sanidad para nuestro país”.

La declaración condena “la supremacía blanca y a todos los grupos que la defienden, como el KKK o los neonazis. No deberíamos hablar de racismo solamente cuando ocurre una tragedia, sino que deberíamos tratar el tema regularmente en nuestras comunidades de fe.

La coalición de evangélicos cree que “las iglesias de EE.UU. pueden liderar la lucha contras las actitudes y los sistemas que perpetúan el racismo”.

“EL EVANGELIO TIENE PODER PARA ROMPER LAS BARRERAS RACIALES”

“En tiempos de crisis y tragedia nacional, los cristianos evangélicos acuden a las Escrituras buscando dirección. Dios creó a los seres humanos a su imagen, y por lo tanto todas las personas comparten dignidad divina (Génesis 1:26”, añade.

Esta es la razón por la que “ninguna raza ni etnia es mejor o más valiosa que otra. Los evangélicos creen que las buenas nuevas de Jesucristo tienen el poder de derribar barreras raciales y étnicas (Efesios 2:14-18)”.

La NAE explica que “el movimiento evangélico dentro de EE.UU. es diverso: el 44% de los creyentes son afroamericanos, el 30% son hispanos, el 29% son blancos, y el 17% restante pertenece a otras etnias”.

“Hay millones de personas en todo el mundo con creencias evangélicas. Los evangélicos ansían que llegue el día en el que los creyentes de toda nación, tribu, pueblo y lengua se unan y celebren juntos la obra redentora de Cristo Jesús (Apocalipsis 7:9-10)”, concluye.

About the author

leandro rojas g.