La Iglesia Evangélica Cubana está expectante por los cambios luego de la Muerte de Fidel Castro

0
251

Muchos se están preguntando lo que la muerte del expresidente Fidel Castro podría significar para la Iglesia cubana. Algunos tienen la esperanza que pavimente el camino para mayores libertades, pero otros, tienen miedo de que la nueva administración de Trump traiga de vuelta severas restricciones para viajar a Estados Unidos.

En los últimos años, las iglesias cubanas se han hecho conocidas por su increíble crecimiento en medio de la pobreza y un régimen opresivo. El pastor “Néstor” vive en un apartamento de dos habitaciones con su esposa. Su iglesia se reúne en un salón de clase donde la congregación se desborda.

“Una de las cosas que nos hace crecer en la fe son las limitaciones y las dificultades”, indica el pastor “Néstor”.

En respuesta a las restricciones de construcción, los bautistas cubanos y las iglesias Asambleas de Dios, han visto las casas-iglesias crecer.

– Ad –

Y en medio de los escasos recursos – un hambre por el evangelio es evidente en toda la isla. Es por eso que las iglesias normalmente se llenan los domingos.

“A la gente no le importa cuán cómoda está. Pueden estar exhaustos de trabajar todo el día que igual se sientan sobre una bolsa de piedras, una silla cosida o se quedan de pie todo el culto”, expresa la pastora “Ermina”.

Bajo la presidencia de Raúl Castro, las restricciones a las iglesias se han alivianado ligeramente. Ahora pueden celebrar más fácilmente eventos públicos y evangelizar.

El director del ministerio Echo Cuba, Teo Babun, dice que la muerte de Fidel Castro podría abrir más oportunidades, señalando que el dictador aplastó la libertad religiosa. Castro era conocido por expulsar a los creyentes y prohibir la exhibición pública de la fe. Su hermano Raúl, es más conocido por su pragmatismo y es considerado menos antagónico hacia la Iglesia.

“Esperamos que el gobierno cubano se sienta más libre para ser más progresista hacia la libertad religiosa”.

Pero también hay temor de que Raúl Castro pueda revertir algunas de las nuevas libertades, para evitar que alguien se aproveche de la muerte de su hermano.

Y hay preocupación de que bajo la nueva administración de Trump, las restricciones de viaje entre Estados Unidos y Cuba sean severas de nuevo. Eso podría frenar una creciente asociación entre las iglesias estadounidenses y cubanas.

El experto en misiones bautistas del sur, Jason Carlisle, dice que con la mejoría en la relación entre Estados Unidos y Cuba en los últimos dos años, los estadounidenses han estado más entusiasmados que nunca en ayudar a la Iglesia cubana.

“Cualquier líder que está emocionado, que está tratando de encontrar dónde estar involucrado en el mundo para llevar a su iglesia a un pedazo emocionante del Cristianismo –ellos piensan en Cuba”, comenta.

Por ahora, los pastores cubanos y los líderes de misiones de Estados Unidos están tomando una posición de esperar y ver.

Ellos están cautelosos y, sin embargo, optimistas, ya que la Iglesia cubana ya ha demostrado que no sólo puede sobrevivir sino prosperar en condiciones difíciles y enormes proporciones.

Fuente: Mundo Cristiano TV