Internacional

Francia aprueba ley antiterrorista que facilita cerrar lugares de culto

Francia tiene una nueva ley antiterrorista que podría afectar a los grupos religiosos.

El presidente Emmanuel Macron firmó la nueva norma el 30 de octubre. Esta permite que las autoridades puedan cerrar los lugares de culto durante seis meses si “hay diseminación de teorías e ideas o actividades (…) que llevan a la comisión de actos terroristas o una defensa de esas acciones”.

El parlamento aprobó el texto abrumadoramente. También fortalece los poderes de la policía y los funcionarios para investigar en propiedades privadas y públicas sin una orden judicial, incluidas las estaciones de tren y los aeropuertos. Los funcionarios ahora también pueden confinar sospechosos de terrorismo a sus ciudades natales, limitando así sus movimientos.

Con esta ley, Francia pone fin al estado de emergencia temporal en el que vivía el país desde noviembre de 2015, cuando los terroristas mataron a 130 personas en París. Había sido prorrogado varias veces, pero definitivamente terminó el 1 de noviembre de 2017.

La ley “garantizará la plena seguridad de nuestros ciudadanos”, dijo Macron, algo que varias organizaciones de derechos civiles francesas no comparten dado que la nueva ley “podría erosionar las libertades fundamentales”. Sin embargo, las encuestas sugieren que la nueva ley tiene un amplio apoyo social. 

EVANGÉLICOS: “CUALQUIER RESTRICCIÓN EMPOBRECERÍA A LA NACIÓN”

Los cristianos en el país han expresado su preocupación por las implicaciones que esta y otras iniciativas de lucha contra el terrorismo podrían tener en relación con la libertad religiosa para las comunidades de fe.

“Cualquier restricción de la libertad de culto, conciencia o discurso empobrecería a la nación espiritual, intelectual y directamente, implicando a los cristianos evangélicos que testifican públicamente de su fe”, expresó Thierry Le Gall, Director de Servicios Pastorales del Consejo Nacional de Evangélicos en Francia (CNEF), en junio al referirse a esta disyuntiva.

En la entrevista concedida a Evangelical Focus tras la elección de Macron como presidente, Le Gall advirtió que para los cristianos la libertad religiosa “es un importante punto de vigilancia sobre el cual estamos trabajando con la Presidencia de la República y el Parlamento”.

El cuerpo que representa a la mayoría de los cristianos evangélicos en Francia también llamó más tarde a los cristianos a “tomar parte resueltamente en el debate colectivo” en todas las áreas de la sociedad con una “voz profética”. Esto incluye “tener el coraje de decir la verdad y esforzarnos primero por discernir lo que es bueno, y luego atrevernos a exponer nuestras convicciones pacífica y firmemente”.

Una de las principales prioridades de la CNEF es promover la libertad de expresión en un contexto en el que las amenazas del islam radical están afectando a los derechos de los cristianos y otros grupos religiosos.

About the author

noticia