El Idioma del Anticristo: La Unión Europea busca imponer el idioma del Antiguo Imperio Romano

0
110

La Únión Europea posee 24 idiomas como sus lenguas oficiales, contemplado la diversidad de su formación desde el inicio. Si embargo, en el día a día de la institución el inglés pasó a ser el más usado, seguido del francés y del alemán.

La salida del Reino Unido, llamada Brexit, creó una especie de aversión al idioma. Así, el profesor italiano Nicola Gardini sugirió que el latin antiguo pasase a ser la lengua hegemónica de la Unión Europea. Sería una especie de tributo al Imperio Romano, que dominaba la mayor parte de lo que hoy es la UE.

Vista con desconfianza al principio, la idea está ganando cada vez más adeptos en Italia. El Antiguo Continente busca reforzar su identidad, bajo la amenaza de ver a más países salir del bloque. Francia y Holanda podrían ser los próximos, dependiendo de los resultados de las elecciones.

El libro de Gardini, “Viva el latín: historia y belleza de una lengua inútil”, es hoy en día un éxito.

– Ad –

Lanzado en mayo de 2016, el libro ya esta en su octava edición en Italia y traducido a otros idiomas. La posibilidad de que la idea sea aceptada por la Unión Europea es remota, pero parece estar ganando espacio entre los intelectuales.

En una entrevista con el diario El País, el estudioso defiende que la vuelta al latin no sería un retroceso y mucho menos una extravagancia, sino “una forma de que Europa reconozca su identidad en el idioma que estructuró su desarrollo como civilización”.

Entre sus argumentos está el hecho de que a pasar de ser considerada una lengua muerta, sobrevivió mucho más allá de su tiempo, tanto en las liturgias de la iglesia católica como en la literatura. Además de eso, es la lengua madre de varios idiomas de la UE, como el portugués, el español, el italiano, el francés y el rumano.

El hecho es que, siguiendo el tratado de la Unión Europea, el inglés dejará de ser una de las lenguas oficiales del bloque después de la salida del Reino Unido. Sin embargo otros países como Irlanda y Malta hablen inglés, junto al órgano protocolar los idiomas gaélicos y el maltés.

Este no es el primer intento de hacer del latín la lengua oficial del bloque económico. El lema de la Unión Europea, “Unidos en la diversidad” frecuentemente es escrito en latín: “In varietate concordia”. Algunos órganos de la UE usan su nombre en latín en logotipos y portadas de internet, marcando no “privilegiar” ninguna lengua nacional.

Quien busque la página del Consejo de la Unión Europea encontrará que el nombre es www.consilium.europa.eu, o la del Tribunal de Justicia es www.curia.europa.eu. Es bien visible en los logotipos de esas instituciones, así como el del Tribunal de Cuentas, sus nombres en latín: Curia, Curia Rationum.

Fuente: Gospel Prime