Crece el Odio del Islam en Brasil: “Los Cristianos y Judíos deben ser Exterminados”

0
97

La religión Islámica ha ido creciendo en Brasil y muchos de los convertidos a la doctrina de Mahoma están volviéndose radicales que predican el exterminio de cristianos y judíos. La constatación, asombrosamente, vino del principal jeque chiita de Brasil, Rodrigo Jalloul.

Jalloul concedió una entrevista a la revista Veja y afirmó que en Brasil el extremismo musulmán ya comenzó a ser notado por los fieles de la propia religión. “Algunos jeques se equivocan en enfocarse mucho en la política y poco en la religión. Ellos dicen abiertamente que los chiitas son herejes y malditos. Los brasileños que se convierten no conocen la historia de la religión y acaban cayendo en esa farsa”, afirmó.

“La radicalización de los musulmanes brasileños se debe al exceso de información disponible, pero sin un filtro adecuado. Una vez, encontré una musulmana zunita en la puerta de la mesquita de Brás en Sao Paulo y la invité a entrar. Ella se nego, pues un jeque zunita le había dicho que se trataba de un lugar maldito”, explicó Jalloul, contextualizando el raciocinio.

– Ad –

En el mundo árabe, zunitas y chiítas – a pesar de profesar la misma fe – viven en pié de guerra, por cuestiones de interpretación del Corán. De acuerdo con Jalloul, el extremismo de los musulmanes brasileños sucede por la influencia de los zunitas y sus ramificaciones.

“El wahabismo y el salafismo, que son las subcategorías más radicales del zunismo, se ha manifestado fuertemente en Brasil. Eso es una amenaza. La radicalización que afecta a los jóvenes de Europa también está sucediendo en Brasil. Todo cuidado es poco”, dijo el líder chiíta musulmán.

A pesar de ser Brasil un país en que la mayoría es cristiana y las demás religiones conviven pacíficamente, salvo episodios rarísimos de intolerancia, el extremismo musulmán ya preocupa.

“La religión islámica es de origen árabe. En Oriente Medio, las personas lidian con la religión con naturalidad. Algunos musulmanes brasileños, ya están abrazando la fe ciegamente. Hay muchos fanáticos predicando a la gente intelectual y emocionalmente vulnerable por ahí”, ponderó Jalloul. “No necesariamente incitando al terrorismo, pero enseñando una forma equivocada de lidiar con la religión”.

“Esos fanáticos predican que los cristianos y judíos no deben existir. Predican incluso apartarlos de la familia, a pesar de lo que el profeta Mahoma dijo de que el respeto a los padres debe ser mantenido hasta el fin de la vida. Aquellos que tienen más sed de conversión son los peores. Ellos quieren convertirse y no discuten ni cuestionan nada”, alertó.

Fuente: Gospel Mais