Cerca de 50 mil evangélicos oran por Argentina en el Obelisco

0
63

Bajo la lluvia, cerca de 50 mil personas de fe evangélica participaron en una jornada de oración por la “recuperación de la Argentina” en actos simultáneos en el Obelisco de Buenos Aires y otras 210 ciudades del país, en el marco de las celebraciones por el 25 de Mayo.

La iniciativa llevó por lema “Contra nadie, a favor de todos, Argentina ora” y fue organizada por la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (Aciera), Argentina Oramos por Vos y el Consejo de Pastores de la Ciudad de Buenos Aires.

“Elevamos una plegaria a Dios por la Nación, las autoridades y la unidad, y para que el país se recupere de los males que lo acechan: las drogas y el narcotráfico, la violencia, la corrupción, la desintegración de la familia”, dijo Jorge Gómez, director general de Aciera, una organización que aglutina a más de 12 mil iglesias evangélicas..

“Necesitamos acercarnos a Dios e invocar su protección, porque como dice el Preámbulo de la Constitución Nacional: El es fuente de toda razón y justicia”, agregó en declaraciones junto al escenario montado en Diagonal Norte y 9 de Julio.

La jornada intercaló momentos de oración y canciones cristianas de alabanza invitando a “encontrarse con Dios y buscar su protección”.

“La idea de esta masiva convocatoria es sanear la famosa grieta. Por aquí vinieron a orar gente de toda procedencia ideológica. Lo que nos une a todos es el amor a Cristo”, dijo el pastor Osvaldo Carnival, uno de los organizadores. También aseguró que en el país hay alrededor de 6 millones de fieles de fe evangélica.

La invocación a Dios de la comunidad evangélica, declarada de interés por la Secretaría de Culto de la Nación, se replicó a la misma hora en otras 210 ciudades del país, en plazas y centros neurálgicos de las capitales provinciales.

UNA MULTITUD

Ante en el Obelisco en la jornada ‘Argentina Ora’ / Foto: Dyn, Tony Gómez

Muchos llegaron al centro de la ciudad en micros escolares, aportaros por los cientos de organizaciones que participaron del evento. Otros, en cambio, arribaron en distintos servicios de transporte.

También hubo quienes llegaron de lugar más lejos. De Berazategui, Martínez y hasta de Escobar. Algunos asistieron con sus familias. Otros estaban solos. A todos los unía la misma fe y el deseo de pedir por “un país próspero para todos”.

En el escenario montado sobre Diagonal Norte, con varias torres de sonido y equipos de video ultramodernos, los predicadores hablaron a los fieles.

La Avenida Presidente Roque Sáenz Peña estaba colapsada. Allí estaba asentado el escenario principal, con los oradores y las bandas musicales en vivo. La gente ocupaba todo el ancho de la calle y la cola era tan larga como más de tres manzanas para el lado de Plaza de Mayo.

Debido a la numerosa convocatoria, los organizadores tuvieron que instalar sobre Corrientes dos pantallas gigantes, con dos torres de sonidos enormes, para transmitir el evento a los miles de fieles que no entraban sobre Diagonal. Allí, la fila de gente también se extendía por más de tres cuadras.